Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

CEPF: cinco años de trabajo compartido en República Dominicana (III)

La Experiencia del Grupo Jaragua

El Grupo Jaragua ha desarrollado junto a otras organizaciones internacionales varios proyectos de carácter binacional, tanto en territorio dominicano como haitiano, gracias al financiamiento del Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF).


Por un lado, junto al Zoo de Filadelfia y la Société Audubon de Haití, desarrollaron un proyecto de investigación para la conservación de los anfibios del Sur de la Hispaniola.  No podemos olvidar, como Sixto Inchaústegui, presidente del Grupo Jaragua, resalta que la República Dominicana es el segundo país con las especies de anfibios más amenazadas del planeta, después de Haití. Así que son fundamentales todos los esfuerzos que se puedan realizar para conocer mejor cómo viven estos anfibios, conservar los ecosistemas que son su hábitat natural y sensibilizar a la población de su importancia.


Además, el Grupo Jaragua junto a la International Iguana Foundation ha desarrollado tanto en comunidades dominicanas como haitianas diversos sistemas de producción sostenible que promueven la conservación de la biodiversidad en el Sur de ambos países. Su objetivo: fomentar la apicultura y la reforestación de especies endémicas a través de la implementación de sistemas agroforestales que permiten conservar especies de flora autóctona además de producir ingresos a familias de bajos recursos.


El siguiente video forma parte de una pequeña serie de videos realizados por Celestino González y producidos por Kiunzi SRL en el marco de la Evaluación Final del Programa CEPF en la República Dominicana. La idea de estos audiovisuales es escuchar de las voces de los propios protagonistas el impacto que han tenido estas iniciativas de conservación financiadas por el CEPF. Estas experiencias demuestran que combinar conservación de la biodiversidad y desarrollo sostenible es posible cuando se implican los actores clave.

 

 

Por: Cristina Iglesias