Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

Instituto Dominicano de Desarrollo Integral

Experiencia en gestión al servicio de la conservación

Paisaje

En 1984 se fundó el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral (IDDI). Una organización sin fines de lucro referencia hoy en día por la profesionalidad de su trabajo colaborativo tanto con el sector gubernamental como con el sector privado. Su razón de ser es promover el desarrollo integral de las comunidades.

Esta institución cuenta con varios centros independientes que desarrollan actividades especiales:
•    El Centro de Sostenibilidad se ha especializado desde 2007 como agencia consultora en proyectos de cooperación al desarrollo.
•    El Centro de Microcrédito democratiza el acceso a préstamos a las poblaciones de bajos ingresos.
•    El Centro de proyectos especiales promueve junto al sector empresarial ideas y proyectos de desarrollo integral.
•    Y por último el Centro BioIDDI que promueve el desarrollo de comunidades sostenibles en respeto con el medio ambiente. 

Así mismo, se incursionan en más de 61 proyectos en diversos temas sociales bajo el patrocinio de varias instituciones de calibre nacional e internacional, tales como USAID, Fundación Altadis, Unión Europea, PNUD, AECID, H+D, Vicini, PepsiCo, MLB, ASIEX, Frito Lay, Cluster Turístico de Samaná, Cigar Family, Asociación de Hoteles de Samaná, entre otros muchos.

Este último año, el IDDI ha incursionado en el área de la conservación de la biodiversidad con un proyecto apoyado por el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF) para apoyar una iniciativa local de ecoturismo en el Bahoruco Oriental. Esta parte de la Sierra de Bahoruco, en la provincia de Barahona, se caracteriza por ser un mosaico de bosques primarios y secundarios, con grandes plantaciones de café.

Cachote es una aldea situada en el bosque nublado del Bahoruco Oriental donde viven unas treinta familias. Los comunitarios, con el apoyo de la Sociedad Ecológica de Paraíso (SOEPA), formaron hace unos años una empresa eco-turística “El Canto del Jilguero” para acoger visitantes y promover la conservación de la biodiversidad de este bosque único en el que viven especies endémicas de la República Dominicana.

El IDDI, con este proyecto, pone su experiencia en la gestión de microempresas para fortalecer “El Canto del Jilguero” y dar a conocer las maravillas que esconde su bosque nublado.