Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

Pago por Servicios Ambientales Hídricos

Recursos

PSA HídricoSolhanlle Bonilla es la autora del documento “Promoción de un esquema de Pago por servicios ambientales a través de la valoración económica de los recursos hídricos en las Reservas Científicas Quita Espuela y Guaconejo, República Dominicana”. Estas reservas se ubican en la vertiente este de la cordillera septetrional de la República Dominicana en las cercanías de San Francisco de Macorís y de Nagua, respectivamente.

Este informe es la conclusión de un trabajo de investigación y de colaboración del INTEC, institución para la que trabaja la profesora Bonilla, con el Consorcio Ambiental Dominicano (CAD), la Fundación Loma Quita Espuela (FLQE) y la Sociedad de Desarrollo Integral del Nordeste (SODIN), realizado en enero 2014 gracias al financiamiento del Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF).

El proyecto de investigación liderado por Solhanlle Bonilla se ha centrado en trabajar con las comunidades aledañas a las Reservas Científicas Loma Quita Espuela y Loma Guaconejo para determinar los servicios ecosistémicos que brindan y al mismo tiempo diseñar un esquema de pago por servicios ambientales hídricos (PSA Hídrico). Este proyecto ha representado todo un hito en lo que es el reconocimiento y la protección de servicios ecosistémicos tan vitales para el país como los que se encuentran en estas dos pequeñas Reservas Científicas.

Este documento presenta las conclusiones más importantes del proyecto que tuvo como principal objetivo establecer un esquema de pago por el servicio hídrico de riego y agua potable que apoye al mismo tiempo la conservación de la biodiversidad en estas dos Reservas Científicas. En los diferentes capítulos se explica la metodología con la que se llevó a cabo el estudio y se especifica de qué manera se ha valorado cada uno de los servicios ecosistémicos que provee cada Reserva.

Los resultados son impresionantes. Les invitamos a que lean con detenimiento este documento, que puede servir como modelo de estudio para realizar este mismo ejercicio en otras áreas protegidas de la República Dominicana.

Somos conscientes de que en el mundo actual la economía mueve el planeta. Poner cifras concretas al valor de los servicios que nos brinda la naturaleza es un ejercicio que quizás nos haga más conscientes de su valor y nos anime a conservarla de forma más activa.

 

 

Por: Cristina Iglesias