Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

Plan de Manejo de la Reserva Privada el Zorzal: 2015-2020

Recursos

Arroyo de la Reserva Privada El Zorzal (San Francisco de Macorís-República Dominicana)Este documento presenta las líneas generales del plan de manejo de esta Reserva para los próximos cinco años. Fue elaborado en 2014 por el Consorcio Ambiental Dominicano (CAD) en el marco del proyecto “Dos mundos, un ave”, financiado entre otros por el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF/PNUD).

Les recordamos que la Reserva Privada el Zorzal es la primera iniciativa de inversión privada para la conservación de la biodiversidad y la producción agrícola sostenible en la República Dominicana. Se encuentra situada en la Cordillera Septentrional, cercana a las Reservas Científicas Loma Quita Espuela, Loma Guaconejo y La Salcedoa.

Su bosque húmedo latifoliado es el albergue natura del Zorzal de Bicknell, ave migratoria que vive entre los bosques del noreste de Norteamérica y El Caribe, principalmente en La Española. El corredor biológico formado por estas reservar alberga otras muchas especies endémicas y es fuente del agua que alimenta a las poblaciones y los campos del Cibao Oriental.

Este Plan de Manejo traza los lineamientos de las dos zonas privilegiadas al interior de esta reserva: una zona de conservación y restauración ecológica que representa cerca del 70% de la superficie de la reserva y otra zona de producción agrícola sostenible. Los principales objetivos estratégicos trazados en este plan se podrían resumir en los siguientes puntos:

1.    La conservación de la biodiversidad, sobretodo el bosque húmedo.
2.    La generación de ingresos ambiental y económicamente sostenibles, tanto a través de la producción agrícola, como a través del pago por servicios ecosistémicos.
3.    El fomento de un clima de armonía y cooperación entre la Reserva y  las comunidades locales.

Esperamos que la lectura de este documento pueda servir de ejemplo a otras iniciativas privadas de conservación de ecosistemas críticos en la República Dominicana.

 

 

Por: Cristina Iglesias